img Cargando...
social
social
social
social
social
social
img
ENTRADA DE BLOG
image
Beneficios del uso de concreto celular en construcciones

El concreto celular es una tecnología holandesa utilizada en diversas construcciones, por sus características especiales, hace de una edificación un sitio más seguro y amigable con el medio ambiente.  

 

También conocido como hormigón celular, este material es producido a base de materias primas naturales: arena, agua, cemento y aire. Entre sus componentes se encuentra el polvo de aluminio, un material 4 veces más ligero que el concreto e igualmente sólido, lo cual le brinda la compresión y densidad ideal para la construcción. 

 

Existen diversos beneficios en el uso del concreto celular, sobre todo en edificios verticales. Los más importantes son:

 

· Incremento en la eficiencia térmica del edificio, gastando menos energía en el momento de querer calentar o enfriar el edificio. De la misma manera, sirve de barrera contra altas temperaturas en verano y guarda el calor de los sistemas de calefacción durante el invierno. Funciona como un verdadero climatizador natural.

 

· Evita todos los riesgos asociados con la acumulación de humedad, como lo es la condensación y aparición de hongos, gracias a que deja pasar el vapor de agua producido por los ocupantes naturales y por sus actividades cotidianas. En otras palabras, es un material que respira y evita daños asociados con el agua. 

 

· En caso de un incendio, el muro de hormigón celular tiene una capacidad de 6 horas contra el fuego al ser un material clasificado como A1; contra incendios, resistente al fuego, al estanco de humo y gases tóxicos.

 

· Evita la contaminación sonora al ser un excelente aislante acústico.

 

· El uso de materiales de la región y la poca energía que se requiere para su fabricación hacen del concreto celular un producto sustentable.

¡GRACIAS POR TU INTERÉS EN OAK58!